¿Puedo realizarme un blanqueamiento dental en casa?
Sin categoría
·
11 Ene 2018

¿Puedo realizarme un blanqueamiento dental en casa?

Los blanqueamientos caseros pueden ser gratuitos, fáciles de hacer, rápidos y además efectivos en su misión, pero, ¿de verdad son, estos métodos, sanos para los dientes? Todos los métodos que puedas encontrar en Internet (vía vídeos o artículos) nunca serán recomendados por un profesional y aquí está el por qué.

1. El jugo de limón u otros alimentos ácidos

Dado a su alto contenido ácido, el jugo extraído del limón es utilizado por muchos con el objetivo de blanquear los dientes. El proceso que se ha hecho viral consta de mezclar el jugo de limón con agua para enjuagarse la boca durante unos segundos antes de cepillarte los dientes.

limón remedio casero para el blanqueado dental

Pero no se tiene que perder de vista que, al contener ácido, el jugo actúa de forma corrosiva y causa erosión contra el esmalte de los dientes.  En este caso porque el ácido es capaz de disolver la hidroxiapatiia que compone el esmalte. Esto acaba produciendo que, aunque haga el efecto de blanqueamiento, el diente se vaya desgastando con el tiempo y además se dañen las encías.

En definitiva, con la intención inicial de blanquearte los dientes, lo que acabas consiguiendo es hacer desaparecer el esmalte que protege las diferentes capas internas (como la dentina y la pulpa) de tus dientes.

 

 

2. Las mezclas con agua oxigenada

Este es un producto que se puede comprar en las droguerías o farmacias. El agua oxigenada sirve como un antiséptico, muchos lo utilizan para blanquear la ropa, para combatir los hongos o para desinfectar heridas. Además, tiene una elevada capacidad decolorativa.

Aunque muchos utilicen este mismo producto para blanquear o aclarar sus dientes y aseguren que su dentadura luce más blanca, el agua oxigenada puede ser muy perjudicable para tu salud general y bucodental.

Es cierto que hay métodos profesionales utilizados por los mismos odontólogos, que, en forma de gel, tienen una base de peróxido de hidrógeno, como el agua oxigenada. Aún y así, es muy importante no olvidar que el material utilizado por un doctor profesional no tiene la misma concentración de peróxido de hidrógeno que el que puedes comprar en una droguería.

El agua oxigenada puede ser dañina para el organismo y entre sus efectos secundarios negativos encontramos la diarrea, la irritación de las mucosas, la distensión gástrica y la diarrea. En cuanto a la salud bucodental, el producto daña el esmalte natural de los dientes y, si se usa mucho, puede llegar a perjudicar las papilas gustativas provocando hipertrofia.

 

3. Las pastas de dientes “blanqueadoras”

La obsesión por tener los dientes más blancos ha llegado al supermercado en forma de pastas dentales que se definen como blanqueadoras.

Lo que ayuda a blanquear el diente son las pastas que contienen flúor porque este protege el esmalte a la larga y no desgasta el diente, pero, obviamente no produce resultados inmediatos de blanqueamiento como el que se obtendría a manos de un profesional.

En los estantes de las tiendas puedes encontrar diferentes tipologías de pastas dentales blanqueadoras:

  • Hechas con dióxido de titanio: Este tipo de dentífricos son creados para eliminar las manchas más superficiales, pero al final su efecto no es de blanqueamiento y tienden a desgastar el esmalte como los demás métodos caseros. No son productos aconsejables por parte de los profesionales.
  • Hechas con peróxido de hidrógeno: El efecto que tiene este tipo de producto es casi inapreciable. Esto viene dado a que por ley está prohibido que el producto contenga más de un 0,1% de peróxido de hidrogeno.
  • Con efectos abrasivos: Estos tipos de dentífricos tienen la misión de eliminar las manchas superficiales, pero no consiguen blanquear y, como las pastas de dientes con dióxido de titanio, acaban desgastando el esmalte y exponiendo la dentina. Son productos totalmente desaconsejables para tu salud bucodental.

Para conseguir tener una dentadura blanca tienes que llevar una dieta que carezca de alimentos con colorantes potenciales, evitar fumar y tomar café o té negro. A su vez, como es deducible, debes llevar una rutina de higiene bucodental adecuada y visitar a tu dentista para hacer limpiezas profesionales cada seis meses o una vez al año.

En el caso que seas una persona a la que le han salido manchas en los dientes o tiendas a tener el esmalte oscuro, lo recomendable es que acudas al dentista para poder explicarle tu problema y que pueda buscar la mejor solución para tu caso, y que puedan diseñarte un tratamiento totalmente personalizado.

En definitiva, los tratamientos blanqueadores profesionales, hechos en la clínica dental y supervisados por un odontólogo cualificado, son los recomendados para poder mantener tu salud bucodental y blanquear los dientes a la vez de forma segura.

Actualmente existen varios tipos de blanqueamiento dental en función de las necesidades de cada paciente, que constan de procesos de oxidación controlados que ni erosionan ni perjudican el esmalte de los dientes.

Si quieres realizarte un blanqueamiento dental puedes concertar aquí una visita con un profesional de Nart Clínica Dental Barcelona para que te aconseje que tratamiento es el adecuado para ti.

Dr. Luis Nart Molina

El Doctor Luis Nart Molina es especialista en Prostodoncia y Estética dental. Es licenciado en Odontología por la UIC y certificado en Prostodoncia avanzada. También se ha formado en la Universidad Southern California (Los Angeles) y es miembro de la Sociedad Española de Prótesis y estomatológica (SEPES).

Newsletter

¡Suscribete a nuestro blog!

© 2021 Nart Clínica Dental. Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies

Diseño y desarrollo web: Duplo Agencia de Marketing Digital